Aislamiento

El aislamiento es fundamental en una instalación de energía solar térmica, para evitar pérdidas calóricas hacia el exterior.

Se utiliza y emplea aislación principalmente en cuatro lugares:

  • En el caja colectora solar, parte posterior y paredes laterales del mismo.
  • En las paredes del acumulador.
  • En el sistema de tuberías.
  • En el intercambiador.

Cuando la aislación de las tuberías esté expuesta a los rayos solares, se debe proteger con láminas aluminizadas para evitar el daño por la acción de los rayos UV.