Circuito Solar y Circulación

Tipos Básicos de Instalaciones

Hay dos clasificaciones de los diferentes tipos básicos de instalaciones de baja temperatura, los cuales y atendiendo a la configuración, se clasifican en:

  • Circuito: directo o indirecto.
  • Circulación: termosifón o forzada.

Respecto a la configuración del circuito, se hace referencia a sí el fluido que circula por los colectores es el mismo que se utiliza en el consumo (circuitos directos), o se divide en dos circuitos independientes (circuitos indirectos).

Los circuitos indirectos utilizan fluidos anticongelantes como fluido caloportador en los colectores, que transfieren la energía calórica a un segundo circuito (acumulador) mediante un intercambiador de calor.

En Chile el futuro reglamento deberá estimar el tipo de sistema a utilizar, sin embargo y por medidas de seguridad frente a condiciones ambientales y de seguridad, se estima que este sistema indirecto es el más adecuado para utilizar.

No obstante, los sistemas de transferencia térmica del tipo circuito directo, son utilizados en sistemas de climatización de piscinas al aire libre, mediante el empleo de captadores fabricados en materiales plásticos, resistentes a los productos químicos, rayos UV y la presión del sistema.

Instalación sin intercambiador de calor, sistemas directo.

En dichas instalaciones ha de tenerse en cuenta el vaciado del agua de los colectores durante la temporada invernal, con el propósito de evitar roturas por efecto del congelamiento, principalmente en las regiones en donde existe el riego de heladas.

Cuando la clasificación atiende al tipo circulación, éstos se diferencian por el principio que produce el movimiento del agua en circuito colector:

  • Instalaciones con circulación por termosifón: se basa en el aprovechamiento de la variación de densidad de un fluido producido por la modificación de la temperatura. En el colector, la entrada del fluido caloportador se encuentra en un extremo inferior, al calentarse por efecto del Sol, el fluido aumenta su temperatura y disminuye su densidad, por lo que tiende a subir. Este efecto es continuo en todo el captador, por lo que el fluido adquiere suficiente inercia para salir por la parte superior del captador, hasta llegar el estanque acumulador o al intercambiador de calor.

Acá cede el calor al agua contenida en el acumulador. Al disminuir la temperatura del fluido, su densidad aumenta y tiende a bajar, con lo que se cierra el circuito de circulación.

Con este sistema, la velocidad de circulación del fluido caloportador será roporcional a la diferencia de temperatura entre el colector y el agua del acumulador.

Se utiliza en pequeñas instalaciones, sobre todo en equipos compactos para uso doméstico en viviendas pequeñas.

Instalación con circulación por termo sifón directo.
Instalación termosifónica.
  • Instalaciones con circulación forzada: una bomba en el circuito produce la circulación del fluido. Se utiliza en instalaciones de mayor envergadura.

Dentro de las instalaciones con circulación forzada se pueden distinguir:

  • Instalación con intercambiador de calor incorporado al depósito (tipo serpentín o doble envolvente). Son adecuados para instalaciones pequeñas.
Instalación con circulación forzada e intercambiador en el acumulador
  • Instalación con intercambiador de calor externo tipo placas o tubular: su uso es aconsejable para grandes instalaciones.
Instalación con intercambiador de calor externo (placas)

Ventajas y Desventajas de las Configuraciones de Circuitos

Ventajas:

Deventajas:

Ventajas y Desventajas de las Configuraciones en la Circulación

Ventajas:

Desventajas